Cálidos morados dan vida y alegría al hogar

El paisaje del otoño es una verdadera fiesta para los sentidos, ninguna otra estación brinda un espectáculo tan colorido. Pero a medida que la temperatura va bajando, introducir tonalidades moradas, uvas y violetas puede ayudar a crear un paraíso de calidez y seguridad dentro de tu hogar.

El truco es usar estos colores audaces de forma que se destaquen,sobre tonos claros como el blanco, el gris o la madera clara. Sobre esos tonos, los morados crean un look fresco y contemporáneo.

Si la nostalgia es tu estilo, combiná ls púrpuras con tonos pasteles como azul cielo, o dorado, para un efecto lujoso.

Si querés ser realmente audaz, mezclá tonalidades púrpura con rosas y naranjas y fijate qué color eclipsa al otro.

 

Una combinación clásica.

Colocados sobre gris y blanco, almohadones, frazadas o cubrecamas en tonalidades púrpura pueden crear un hermoso acento en cualquier espacio.
Un delicado color malva para las paredes, combinado con los estantes de vidrio y las delicadas mesas auxiliares, crean un look súper moderno.
Este sillón en tono frambuesa es un punto focal ineludible y el lugar perfecto para perderte por horas leyendo un buen libro.