Nueva tendencia en decoración: las puertas corredizas

 

Ya sea en casas, departamentos o espacios comerciales, las puertas corredizas son una solución especial para problemas de espacio, ya que optimizan el medio metro cuadrado que ocupa una puerta tradicional dado que se deslizan hacia los laterales con movimientos paralelos. Se sujetan con una guía desde la parte superior y/o inferior, y pueden ser de diferentes estilos (rústicas, modernas, vintage, restauradas, etc.)

 

 

 

Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una puerta y su instalación:

- Puerta de una o dos hojas:
el sistema para puertas corredizas puede funcionar con una o dos hojas, dependiendo del espacio.
- Peso de la puerta: el sistema corredizo debe ajustarse a las necesidades de cada puerta en particular. Los materiales pueden ser diversos y en consecuencia el peso de la puerta puede variar enormemente. Los sistemas Häfele soportan hasta 100 kg.

 

 

- Guía superior o inferior:las guías de desplazamiento pueden ser superiores o inferiores, y contar con un sistema de ajuste de 3 mm. aprox.
- Tiradores: suman estilo y funcionalidad, y siempre aportan diseño al resultado final, colaborando además con el deslizamiento de la puerta.

 

 

 

Una puerta es un elemento dotado de fuerza simbólica. Pueden resultar un recurso decorativo o una solución para integrar o separar espacios, por eso se les presta cada vez más atención y aparecen nuevas alternativas.